Publicidad

Actualizado hace 27 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Sucesos
11:18 AM / 12/03/2018
España: Autopsia reveló que Gabriel Cruz murió estrangulado el día de su desaparición
Redacción WEB / Agencias
Agencias


Toda España de luto por el asesinato de Gabriel Cruz. Este lunes 12 de marzo, la autopsia reveló que el pequeño de 8 años murió estrangulado el mismo día de su desaparición, el pasado 27 de febrero.

Su cuerpo fue hallado este domingo en el maletero del carro de la novia de su padre, Ana Julia Quezada, actualmente detenida y cerca de rendir declaraciones ante la Guardia Civil, informó el diario local El País de España.

Es la única sospechosa de su muerte hasta el momento. Cuando fue encontrado, el cuerpo del menor tenía restos de tierra, según han señalado las mismas fuentes.

La mujer, de 43 años y de origen dominicano, salió la mañana de domingo —cuando se cumplían 12 días desde la desaparición del pequeño— del mismo lugar en el que se le había perdido pista, la casa de su abuela paterna, Carmen, en Las Hortichuelas, una pequeña pedanía en el término municipal de Níjar, en pleno Parque Natural del Cabo de Gata. 

Los agentes de la Guardia Civil la siguieron, como venían haciendo con intensidad en los últimos días, convertida ya en principal sospechosa. Dejó al padre de Gabriel, Ángel Cruz, en un hotel de Las Negras, a tres kilómetros, y continuó sola en el vehículo hasta Rodalquilar, una población a siete kilómetros. Allí entró en una finca propiedad de la familia, conocida como "La Cañada de la Soledad", donde los investigadores observaron como sacaba de un pozo el cuerpo del pequeño envuelto en una manta y lo metía en le maletero de su vehículo.

Acto seguido Ana Julia, en un desesperado viaje por ocultar el cuerpo del brutal crimen, viajó a 74 kilómetros de ese lugar, a Puebla de Vicar, donde vivía con el padre del niño. Cuando pretendía entrar en el garaje de la casa fue interceptada por la Guardia Civil y detenida.

La Guardia Civil estaba pendiente de la autopsia de Gabriel. El resultado de las pruebas forenses, de las que solo se conocen los primeros datos de momento, es clave para determinar exactamente qué ocurrió con el niño de ocho años desde la última vez que fue visto, cuando abandonó la casa de su abuela Carmen para ir a jugar con unos primos a una casa situada a poco más de 100 metros. Nunca llegó. Su abuela y Ana Julia, que también se encontraba en la casa de Las Hortichuelas aquella tarde, fueron las últimas que lo vieron con vida.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
1Comentarios

1

Maria Hernandez 12/03/2018 09:14 PM

Esa desgraciada merece la MUERTE


AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS