Publicidad

Actualizado hace 516 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Política y Economía
11:22 AM / 07/07/2018
Precios de Plan 50 aún no se ven en mercados
Angely Infante
3

Las negociaciones del Gobierno para sincerar las estructuras de costos con los sectores productivos y gremios del país siguen frenadas para acordar precios de al menos 50 productos de la cesta básica como medida para atacar la hiperinflación.

 

Entre los temas que se abordan en las mesas de trabajo  entre el Ejecutivo, empresarios, industriales, gremios y ministerios, están los costos de producción. Cada parte ha presentado propuestas; sin embargo, los acuerdos no terminan de darse y hasta ahora solo se habrían estipulado precios para 15 rubros.

 

Fuentes empresariales que abordan este asunto con el Gobierno, explicaron a PANORAMA que hay varias trabas todavía; una de ellas, es que el Gobierno reconozca la tabla de costos que han presentado los privados, gastos que son clave para garantizar la producción y la distribución.

 

“El Gobierno nuevamente está aferrado a la idea que con controlar la distribución se acaba el problema y no es así. Nosotros estamos haciendo esfuerzos al asumir los costos de producción, el transporte está carísimo, no hay maquinarias, las divisas se obtienen en el mercado negro, hay dificultades con el traslado, es un problema severo”, dijeron las fuentes.

 

Por su parte, el constituyente Orlando Camacho, y también presidente de Fedeindustria, defendió la propuesta del plan 50 y precisó a este rotativo que las reuniones que se están dando son para acordar “condiciones”. 

 

“El Gobierno va a colocar las permisologías, aportes de productos, apoyo logístico, seguridad en el transporte, por lo que el empresario tiene que aportar a la producción, precios y estabilidad (...) Nosotros siempre estamos dispuestos a dialogar, esto se resuelve juntos, ojalá se sumen otros factores que siempre se niegan a conversar”.

 

Aunque diversos grupos consideran que puede haber un cierre técnico debido al control de los precios, Francisco Martínez, expresidente de Fedecámaras, opina que  el Gobierno puede salir de esta crisis y da varias alternativas.

 

“Pudieran ir saneando el gasto público y parar la máquina de dinero inorgánico, y la otra gran estrategia para combatir la inflación es la producción, estimular la oferta, solventar e incitar a la producción, ya que controlar la distribución tampoco lo va a solventar”, refirió Martínez.

 

Van dos semanas del anuncio de nuevos precios para 50 productos que aún no se apoderan del mercado.

 

 

Los privados mantienen una posición de rechazo a la alternativa del Gobierno para enfrentar la crisis de precios. Hace dos semanas, el presidente de Fedecámaras, Carlos Larrázabal criticó que en encuentros con el Estado se haya exigido entregar el 70% de su producción al Gobierno.

 

“Eso es un intervencionismo, ya a una etapa en extremo que seguirá afectando al productor y agudizando el abastecimiento, el Gobierno está vendiendo los pocos insumos que hay a unos precios sustancialmente más altos a los que teníamos el años pasado”, dijo.

 

Ahora mismo el acuerdo de precios se debate con los industriales. Martínez reiteró que era importante que “se concentren todos los sectores sin ningún de tipo de trampa ideológica, si se pudieran reunir u oír propuestas y desnudar los problemas, sería inteligentísimo que los privados acepten la invitación, esto es de parte y parte”.

 

Desde Fedeagro,  Celso Fantinel, su vicepresidente, indicó que no han sido llamados a la mesas técnicas de trabajo del Plan 50, “por eso rechazamos los precios, no sabemos cuáles productores han sido invitados” y recordó que en Fedeagro “está el 90% de la producción nacional”, aseveró.

 

En opinión del economista y presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, el proceso de acuerdo de precios es mejor que un modelo de fijación por parte del gobierno donde no hay  diálogo con los sectores, “es un intermedio, precios fijos acordados es mejor que un precio fijado”.

 

Pero en un proceso hiperinflacionario, León advierte que aún cuando el Gobierno tenga buena voluntad y reconozca los costos de producción “aquí el problema es que los costos cambian todos los días y se hace imposible enfrentar  los costos de reposición”.

 

“Las negociaciones con los actores productivos son importantes para que se abra un sistema de fijación bilateral de precios, el tema es que los costos crecen a diario entre 2% y 3% y superan 100% mensual, lo que se necesita es fijar parámetros de acuerdos generales sobre cómo tratar de evitar los impactos hiperinflacionarios, sentarse con el Estado a plantear con claridad la situación de las empresas”, subrayó. 

 

Venezolanos siguen en espera de  la estabilización de los precios, experiencias anteriores con un proceso de fijación han provocado la desaparición de los productos, la estimulación del mercado negro o aumentos más altos de los que habían en los anaqueles, será clave el consenso entre el Gobierno y los productores en medio de la crisis.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
3
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
3Comentarios

1

Daniel Gonzalez 08/07/2018 12:22 AM

Que ridiculez !! de los mismo creadores de las casas de cambio en la frontera y las estaciones de servicios en pesos .. El mismo cáncer socialista !


2

luis villegas 07/07/2018 03:46 PM

esos dos son bellos


3

BIAGINA Migliore 07/07/2018 12:03 PM

Disculpen mi apreciación pero esos productos van en vías de convertirse en LAS 50 SOMBRAS DE MADURO, ya que producto que se regula desaparece


AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS