Publicidad

Actualizado hace 44 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Política y Economía
08:00 PM / 09/07/2019
Asamblea volvió a "torear" el Tiar
Heilet Morales

Anunciado el fin de semana como parte de la estrategia opositora ante el Gobierno, la Asamblea Nacional volvió a “torear” la aprobación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (Tiar), convenio que desde Miraflores ven como un “cheque en blanco” para “una invasión militar”.

Pero ¿qué hay detrás de correr la arruga por segunda vez sobre el polémico tratado?, un ¿armisticio entre Gobierno y oposición?, ¿una rama de olivo de Juan Guaidó y su Parlamento para no implosionar la mesa de Barbados? O, simplemente, ¿el primer resultado tangible de la tercera ronda de negociaciones bajo el aval del Reino de Noruega?

Lo cierto es que el propio Guaidó había escrito en su cuenta twitter hace 48 horas que “vamos a avanzar en todos los terrenos de lucha. Tenemos el legítimo derecho de construir las capacidades y alianzas internacionales necesarias para proteger y defender al pueblo y nuestra soberanía. Cumplidos los pasos requeridos, la Asamblea Nacional aprobará el Tiar".

Pese a que el controvertido tratado solo está aprobado en primera discusión, no pocos aseguran que al interior del Parlamento no goza de total respaldo.

De hecho, esta misma semana el líder de Avanzada Progresista, Henri Falcón, con dos legisladores a bordo del Poder Legislativo, cuestionó el tratado. “El Tiar es un acuerdo militar sin finalidades pacíficas, que nace al calor de la Guerra Fría en 1947, incluso antes de la creación de la Otan; es por ello que rechazamos este tratado por obsoleto e ineficaz, cuya aprobación entorpecería cualquier proceso de entendimiento”, expresó el excandidato presidencial.

Suscrito en Río de Janeiro en 1947, el TIAR fue fundado como un sistema de ayuda militar mutua entre los estados miembros de la OEA para el caso de que un país de la región fuese atacado por una nación extranjera, y en uno de sus artículos reza que de ser así será considerado como un ataque contra todos los Estados Americanos.

El tratado no fue aplicado cuando Argentina se enfrentó a Gran Bretaña en la guerra de las Islas Malvinas, en 1982.

En marzo de 2014, Venezuela anunció su retiro del TIAR, un acuerdo regional de defensa militar mutua que brindaría un marco legal a una posible intervención extranjera. Sin embargo, el hecho de aprobar la incorporación al tratado no implica que se vaya a lograr dicha cooperación militar.

El abogado Andrés Mezgravis, especialista en resolución de conflictos, le explicó al PanAm Post que una vez que la Asamblea Nacional apruebe el TIAR, el presidente Guaidó debe notificarlo a la Organización de Estados Americanos (OEA).

Mezgravis aclaró que eso no será suficiente para lograr una cooperación, pues en primer lugar, Guaidó debería solicitarla y en segundo lugar al menos 12 de los 17 miembros del Tiar deben respaldarlo.

“El Tiar busca la preservación de la paz y esta ocasión es la promoción y garantía de los DD HH (...) creo que hoy estamos menos desolados y tenemos instrumentos legales internacionales que pueden producir acciones de carácter preventivo y protección de los derechos humanos, ha ido pavimentando la vía con aprobaciones legislativas que nos incorporar al sistema interamericano”, explica el diputado Williams Dávila, del partido Acción Democrática.

En cualquier caso, el Tiar sigue siendo un “as” que la oposición, encabezada por Juan Guaidó en medio de un ajedrez geopolítico en el que cada ficha que se juega cuenta.

 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS