Pedriatras explican causas y síntomas de la amigdalitis infantil
10:01 AM / 28/04/2017-Mariana Tello
Agencias

Un fuerte dolor de garganta despertó a Clementina, con un poco de malestar fue al doctor. La pediatra Martha Suaza la diagnosticó con amigdalitis.

“Es una inflamación aguda de las amígdalas ocasionadas por germenes tipo bacterianas del tipo estreptococo”,  explicó la especialista.

Ante las dudas del padecimiento Pitoquito conversó con la pediatra Alejandra Álvarez, quien le explicó que  “la infección es  relativamente frecuente en niños de 3 a 8 años y la gravedad de los síntomas dependerá de su tipo.  1 de cada 3 niños con amigdalitis es de causa bacteriana, específicamente el Streptococopyogenes, el resto son virales”.

 

 

Uno de los tipo de esta enfermedad es la amigdalitis pultácea, que se presenta con un cuadro aparatoso de fiebre alta 39-40 grados, cada 4 horas, difícil de bajar, malestar general, un niño decaído, con disfagia y odinofagia (dificultad y dolor para tragar, hiporexia (poco apetito), halitosis (mal aliento), algunas veces acompañado de vómito y diarrea, ganglios del cuello inflamados.

Destaca la pediatra Álvarez que “es necesario que el niño sea evaluado durante las primeras 24 horas con  la sintomalogía ya que la fiebre puede ser agobiante para los padres, el tratamiento es a base de antibiótico y antiinflamatorio, NUNCA AUTOMEDICAR”.

Destaca la especialista que luego de iniciar el antibiótico, la fiebre puede persistir hasta 3 días modificando el patrón: “una fiebre que ha ido disminuyendo la temperatura paulatinamente y/o se ha ido espaciando.”

“No dejes de llevarlo al pediatra y, PACIENCIA con la fiebre después del antibiótico”.

 

 

Cuando la amigdalitis aguda es de origen viral es con fiebre no tan elevada, más espaciada y generalmente sin placas blanquecinas, además, es autolimitada, puede durar entre 2 y 5 días y no es necesario el uso de antibióticos.

Por su parte la pediatra Suaza precisa que “la transmisión se da por las gotas de saliva, por lo cual la prevención debe ser en educar a la población en taparse la boca al toser”.

También se recomienda lavarse las manos con frecuencia puede ayudar a prevenir la propagación de bacterias y virus. No comparta vasos para beber ni utensilios. Además, evite el contacto cercano con las personas que están enfermas.

Pitqouito conversó con la psicóloga sobre la autoestima en los niños  
Publicidad
Publicidad
Saludamos a nuestros lectores
0Comentarios