Publicidad
Descubre por qué hibernan los animales
02:00 PM / 08/05/2018 - Gabriela Trujillo Prado
Agencias

La hibernación no es más que una defensa del organismo de ciertos animales para que puedan sobrevivir a condiciones climáticas extremas. Aunque los osos no hibernan exactamente, en cambio aquellos que viven en regiones frías disminuyen su actividad en invierno.

 


Tomemos a la marmota como un típico animal que hiberna. Al contrario que la ardilla, aquélla no almacena comida para el invierno. Su alimentación depende de vegetales que desaparecen al llegar la estación más fría del año.

 

Sin embargo, la marmota almacena una reserva de grasas en su propio cuerpo y, cuando no puede encontrar más alimento, se entierra en su madriguera y se echa a dormir. La marmota pasa el invierno dormida, viviendo de la grasa que ha almacenado. La palabra “hibernar” viene del latín hibernus, invierno y significa “sueño de invierno”.

 

Muchos mamíferos, entre ellos el oso, no hibernan realmente durante el invierno. Es cierto que duermen más en esa estación que en verano, pero no se trata de un sueño de hibernación. Durante los días cálidos y agradables de invierno, el oso, la ardilla, y otros animales se despiertan y salen a campo abierto.

 

En cambio, el sueño de los animales que hibernan es casi como la muerte, algo muy poco corriente. Cuando un animal está en hibernación, las actividades vitales de su organismo casi se detienen.

 

La temperatura del cuerpo desciende hasta ser sólo un poco más cálida que la de su guarida.

 

Debido a esto, el animal hibernado quema las grasas almacenadas en su organismo con una gran lentitud. Como queman menos combustible, también necesitan menos oxígeno y, por tanto, su respiración se hace más lenta y sus corazones sólo laten débil y esporádicamente. Si la temperatura de la madriguera desciende mucho, el animal hibernado se despierta, se hunde un poco más en la tierra y vuelve a dormirse.

 

Al llegar la primavera, el animal despierta ante el cambio de temperatura y de humedad, y también por hambre. Entonces abandona la madriguera en busca de comida.

 

- ¿Sabías que muchos animales de sangre fría también hibernan?

 

Los gusanos de tierra abren túneles en el suelo, por debajo de la capa de tierra que queda helada; las ranas se entierran en el barro del fondo de los estanques; las serpientes se introducen en hendiduras de las rocas o en agujeros en el suelo; algunos peces, como la carpa, se entierran también en el lecho de los ríos. Incluso algunos insectos hibernan, refugiados bajo piedras o troncos.

 


 

¿ Te gustó la nota ?
0Comentarios

Tema

de la semana
Aplica estos 10 pasos y logra una correcta salud bucal en el niño