Publicidad
Aprende algunas curiosidades de la sangre
02:00 PM / 11/10/2018 - Mariana Tello
Agencias

24 segundos tarda en recorrer todo el haz circulatorio. La velocidad también depende del estado en que nos encontramos. Un mayor ejercicio representa un aumento en la velocidad.

 

La sangre no fluye por el cuerpo humano tal como lo hace el agua por una serie de tuberías normales. Las conducciones que distribuyen la sangre del corazón a todas partes del cuerpo se llaman arterias. A medida que se alejan del corazón, las arterias se dividen y se subdividen hasta convertirse en unos vasos minúsculos llamados capilares. La sangre se mueve mucho más despacio por los capilares que por las arterias.

 

La sangre fluye constantemente a través del corazón. Una cantidad dada de sangre tarda un segundo y medio en pasar por el corazón. De él, la sangre pasa a los pulmones y regresa otra vez al corazón. Este recorrido lleva unos cinco o siete segundos.

 

Este líquido rojo va del corazón al cerebro y vuelve al corazón. Este recorrido se hace en unos ocho segundos. El viaje más largo que debe hacer la sangre es desde el corazón hasta la punta de los pies, pasando por el tronco y las piernas. Para hacer este recorrido de ida y vuelta, la sangre tarda unos 18 segundos.

 

Mientras el tiempo que demora la sangre en circular por todo el cuerpo, es decir, del corazón a los pulmones, otra vez al corazón, al resto del cuerpo y nuevamente al corazón es de unos 23 segundos.

 

Cuando hacemos un esfuerzo superior al que estamos acostumbrados -cuando corremos una larga distancia por ejemplo- nuestros músculos necesitan un mayor suministro de oxígeno. Dado que el mismo es transportado por la sangre, esto significa que la velocidad de la circulación debe aumentar. Al mismo tiempo, los vasos capilares generalmente están cerrados. Sin embargo, se abren para dejar pasar el mayor flujo de sangre. Por esta razón amiguito, al día siguiente notamos la musculatura dolorida.

 

Curiosidades

 

- La velocidad de la sangre por el cuerpo depende también del estado en que éste se halle. Por ejemplo, la fiebre o el esfuerzo pueden multiplicar el número de latidos del corazón haciendo que la sangre viaje el doble de prisa.

 

- La sangre se compone de plasma sanguíneo y de tres tipos de células que están en suspensión en el plasma: plaquetas, glóbulos rojos y blancos.

 

- Aproximadamente hay unos cinco millones de glóbulos rojos en cada milímetro cúbico de sangre.

 

- Los glóbulos blancos se encargan de luchar contra los microbios. En cada milímetro cúbico de sangre tenemos unos nueve mil.

 

- Las plaquetas son las que se encargan de la coagulación de la sangre.

 

¿ Te gustó la nota ?
1Comentarios

1

domador antiopositores 11/10/2018 03:17 PM

Magnifico. La sangre circula ayudada por el corazón, el cual no recuerda porque no posee neuronas, no llora porque no posee lacrimales, no lleva a nadie porque no es maleta ni carretilla.


Tema

de la semana
¿Qué hacer con cuando un niño pierde un diente permanente?