Publicidad
Aprende a ser obediente
08:00 AM / 09/07/2018 - Agencias
Agencias

La obediencia es una actitud responsable de colaboración y participación, importante para las buenas relaciones, la convivencia y las tareas productivas. La acción de obedecer es aquella en la que se acatan normas, órdenes, reglas y comportamientos. No todos los niños aprenden a ser obedientes de la misma manera y en el mismo tiempo. Todo dependerá de cómo se inculca ese valor y del carácter que tenga cada uno.

 

 

Para algunos niños es más o menos complicado ser obedientes, y para muchos padres es difícil enseñar a obedecer. Todos los padres se preocupan por la desobediencia de sus hijos, es uno de los temas que causa mayor malestar en el entorno familiar, pero enseñar a ser obediente requiere su tiempo.

 

 

La obediencia no se determina por el afecto que puedas tener hacia la persona que autoriza, manda o pide, se concentra en realizar la tarea o cumplir el encargo que se te encomienda, sin pedir nada a cambio. La obediencia no tiene nada que ver con la sumisión y eso lo sabe bien quien está acostumbrado a decidir y actuar desde la libertad. La obediencia es comportarse con responsabilidad y consecuencia.

 

 

La obediencia forma parte del aprendizaje del control y regulación de la conducta, de la asimilación de las reglas, primero en el plano externo, haciendo las cosas como el adulto le dice para agradarlo, y ganarse su aprobación y elogio; y, posteriormente, si el niño es debidamente estimulado por el adulto, por propio deseo, aprendiendo a controlar su conducta y cumplir las reglas de manera consciente, ya no para agradar a nadie sino por la satisfacción que esto le produzca.

 

 


El aprender a ser obediente consiste también en que se explique el por qué es necesario que se haga las cosas que se le pidan:

 


- Sabiendo qué es lo que sus padres o profesores quieren.

 

- Conociendo la satisfacción que su obediencia producirá.

 

- Sabiendo el por qué y el valor de cada orden.

 

- Teniendo claras sus obligaciones y deberes.

 

- Con una enseñanza sistemática de todas sus actividades.

 

- Teniendo reglas en casa y en la escuela.

 

- Cuando siente la aprobación de sus padres cuando es obediente.

 

- Con las experiencias de sus padres.

 

- Cuando siente que con la desobediencia no consigue lo que quiere.

 

 

 

¿ Te gustó la nota ?
0Comentarios

Tema

de la semana
Todo lo que necesitas saber de la anemia infantil