Publicidad

Actualizado hace 34 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Opinión
06:21 AM / 12/07/2018
“La Emergencia Nacional Petrolera”
Hugo Hernández Raffallii Ex Director de Pdvsa
0

La situación de Pdvsa, es insostenible. Es necesario hacer una recomposición general de la corporación más grande de Venezuela y de más trascendencia para el acontecer nacional.
La gran mayoría de la población no entiende o no se preocupa por Pdvsa. El negocio petrolero es complejo, diverso, competitivo y difícil, en medio de un mundo globalizado.
De los ingresos petroleros y de la sanidad de nuestra Pdvsa dependerán los otros sectores económicos de la producción. En la medida que la producción caiga, de la misma manera caerán nuestros ingresos por exportaciones petroleras.
El comportamiento de nuestra producción de petróleo ha sido muy poco alentadora. Entre diciembre del 2017 a la presente fecha, se han dejado de producir 600.000 barriles por día. La tendencia en la caída de la produccion se mantiene, con el riesgo de continuar esa tendencia. Las causas de esa abrupta caída han sido la falta de inversiones oportunas, consecuentes y permanentes, para mantener y operar eficientemente  lo existente, así como las nuevas inversiones para expandir la producción.
Es necesario que el Presidente Maduro, asuma el tema de “ Rescate y de Ordenamiento de Pdvsa”, sin dilación alguna, mediante la declaratoria de “ Emergencia Nacional”. La situación actual de Pdvsa así lo merece. No solo se trata de recuperar producción, se trata de recomponer a Pdvsa interna y externamente. ¿Cuál es el rol de Pdvsa? ¿Debe dedicarse a ser una Operadora de Petróleo o continuar distrayendo esfuerzos y recursos en actividades distintas a las petroleras? De allí dependerá que nuestra Pdvsa sea eficiente y altamente productiva, eficiente y rentable, para lograr mejores niveles de producción y de aportes al Estado para atender las necesidades básicas de la población.
Pdvsa requiere, con carácter de emergencia, revisar y poner en orden su estructura organizativa y funcional. Tiene que haber un liderazgo claro, con líneas de acción, con raciocinio y consignas con la emergencia del caso.
La única forma de rescatar la producción de petróleo, en 1 millón de barriles, es mediante acuerdos con 11 de los socios extranjeros en las empresas’ mixtas, abriendo nuevos caminos de inversiones y de nuevos espacios de acciones. La CVP, organismo interno de Pdvsa, debe ser dirigido por personas competentes y conocedoras de la actividad petrolera, para agilizar y dinamizar las acciones a emprender. No como un organismo promotor de trabas y burocratismo. El Estado no tiene porqué detentar el 60% de las acciones en las Empresas  mixtas. Esta participación podría ser del 51% y los socios B el 49%. Esto representarían ingresos adicionales a la Nación, y en nada violaría la Ley de Hidrocarburos
Los socios internacionales en las empresas mixtas son los únicos que tienen la posibilidad de aportar los recursos financieros, técnicos y comerciales, que requiere con urgencia nuestra Pdvsa. Hay 11 empresas B, que de manera ordenada y transparente, se deben negociar los aportes financieros, para acometer los proyectos de incremento de la producción. Todos ellos, están dispuesto hacerlo, siempre y cuándo Pdvsa implante un sistema de actuación más ágil, eficiente y productivo. Lamentablemente existen trabas e impedimentos que la propia Pdvsa  utiliza para alcanzar su mejoramiento.
La “ emergencia nacional” no puede esperar más. La caída de la producción de petróleo seguirá en picada sino se interviene con firme decisión. El problema de la causa de la producción petrolera afecta a todos los sectores productivos. Su recuperación arrastrará a los mismos. Dinamizaría la economía y Venezuela encontraría el camino del crecimiento. Obviamente, es necesario tomar otras decisiones en la macroeconomía  como el control cambiarío y otras medidas.
Seamos optimistas. Pdvsa se puede recuperar pero hay que recomponerla o refundarla, con parámetros distintos, sacarla de la opacidad y que vuelva a ser la empresa modelo y guía de nuestro bienestar colectivo. Para ello se debe declarar la “ Emergencia Nacional”, no hay de otra. Mientras más rápido lo hagamos más rápido se pondría en marcha la estabilidad económica de Venezuela.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
0
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
MAS NOTAS DEOpinión
Ver más