Publicidad

Actualizado hace 8 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Opinión
06:10 AM / 09/02/2018
En opinión: La época de los Outsiders
Alfonso Hernández Ortíz Politólogo – Abogado dialogopublico@gmail.com / @AlfonsoZulia
0

En una tertulia que compartía con el Profesor Roberto Quintero sobre el adelanto de las elecciones en Venezuela, las cuales según el cronograma presentado por el CNE serán el próximo 22 de abril, concluíamos que la única manera que tienen los sectores de oposición de enfrentar al candidato del oficialismo, es a través de un outsider, es decir una figura distinta a las caras y personajes desgatados de la clase política que durante años se han aglutinado en la alianza MUD, ya que el electorado opositor se encuentra totalmente decepcionado, desesperanzado, agotado, de los mismo actores partidistas que han defraudado al país.


La figura de los outsiders ha sido una opción en distintos países del mundo para romper con el establishment de la política tradicional, por ejemplo recientemente Donald Trump representó una opción ganadora, alejada de las elites políticas y los clanes familiares que por años dominaron la figura del candidato presidencial. Tal como lo afirma Francisco Rubiales, Trump representó una rebelión de los ciudadanos contra el poder establecido en los Estados Unidos, él se “conectó con la enorme masa de norteamericanos decepcionados con el sistema, la que siente rebeldía frente a la política oficial y la que está dispuesta a arriesgar con tal de que se terminen el desempleo, la corrupción y la injusticia”. 


De igual forma, en Francia la victoria de Enmanuel Macron según Rubiales, representó la derrota de la tiranía camuflada y de la falsa democracia de los viejos partidos, tanto de la izquierda como de la derecha, encarna la tesis de menos Estado, más libertad, más democracia, más protagonismo ciudadano, una ruta abierta hacia la regeneración y la derrota de esa vieja política intervencionista, estatista, hipócrita, antidemocrática e indecente representada por una izquierda y una derecha que comparten las mismas enfermedades: adoración del Estado, rechazo a la democracia verdadera, desprecio al pueblo y corrupción.


En el escenario Latinoamericano, han surgido otros outsiders, ejemplo en México, el empresario Vicente Fox logró romper con el continuismo de 71 años del PRI, según Ricardo Alemán, en su artículo ¿Efecto o defecto Fox? El fenómeno Fox, fue un efecto social y político que derivó en la edificación de un fuerte liderazgo electoral, que entre otras cosas, rompió algunas de las reglas del juego electoral mexicano. Desapareció el concepto del tapado y se dio paso a “las elecciones presidenciales adelantadas”, al tiempo que germinaron los liderazgos extrapartidistas.  


Por su parte, en Chile, ya con una experiencia de gobierno, volvió al poder presidencial el empresario Sebastián Piñera, su primera gestión representó crecimiento económico y generación de nuevos empleos, asunto que logró capitalizar en su reciente triunfo, ya que logró conectarse con quienes demandan más crecimiento económico y recuerdan los buenos números de su mandato. La trayectoria de Piñera antes de llegar a la presidencia de Chile, fue como empresario. Es egresado de la universidad de Harvard, ha logrado ser un empresario exitoso y un buen presidente, al punto que logró ser reelecto nuevamente con mejores índices de popularidad que la presidenta saliente. Su enfoque está orientado a impulsar la economía chilena, a las políticas sociales y a llevarlo a ser un país del primer mundo.


Asimismo, Argentina, también llevó a un empresario al poder presidencial, y aunque Mauricio Macri ya había tenido unas pasantías como alcalde de Buenos Aires, era solo un actor secundario en la carrera presidencial, ya que tuvo que enfrentar 12 años de gobiernos kircheristas, primero con Néstor Kirchner y luego con su esposa Cristina Fernández. Macri en su campaña representó una opción de cambio, distinta al peronismo y al radicalismo, los dos grandes movimientos políticos de Argentina. Su popularidad adicional de ser jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, la logró a nivel nacional como presidente del Club de Fútbol Boca Juniors entre los años 90 y 2000.


Muchas son las experiencias de outsiders en el mundo, con gestiones de gobierno positivas y negativas, otras en pleno desarrollo y con una población a la expectativa de que se generen los cambios, por lo pronto en Venezuela, la esperanza es que se decida un outsider a ser candidato.
 
 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
0
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS