Síguenos...
Facetas
Especialistas aseguran que la depresión post parto se puede combatir con ejercicio
08:50 AM / 13/06/2018 Agencias
Agencias

“Según los expertos, el 80% de las mujeres sufre una depresión conocida como postparto leve”, dice Eva Ferrer, médico especialista en medicina de la educación física y del deporte. Y no sólo eso, “entre el 10% y el 30% de las mujeres sufren depresión durante el embarazo”, según datos proporcionados por el Inef de Madrid. En ambos casos, el ejercicio puede ayudar a prevenirla y a minimizar los síntomas, sobre todo si te has mantenido activa desde la gestación.

 

 

El brusco descenso de las hormonas tras dar a luz puede provocar, sin causa aparente, los “baby blues”, como se conoce en Estados Unidos la depresión post parto, que ha afectado a actrices como Gwyneth Paltrow, quien no tuvo problema en reconocerlo públicamente para animar a otras mujeres a tratarse incluso farmacológicamente si era necesario. Pero el ejercicio puede convertirse en tu mejor medicina natural para evitarla.

 

 


Los cambios físicos, emocionales y vitales son muy fuertes durante el embarazo y tras dar a luz. Por muy feliz que te sientas por haber sido madre, pueden afectarte más de lo que esperabas. Los síntomas más comunes son tristeza, irritabilidad, fatiga, insomnio, pérdida de apetito, sentimientos negativos y de culpa, dolores de cabeza o musculares, ansiedad y falta de libido. Te puede durar desde una semana a unos meses, y comienza desde unos días a una semana después de dar a luz.

 

 

Si esto es lo que estás sintiendo, te recomendamos acudir en primer lugar a tu ginecólogo para que te oriente y, después, calzarte cuanto antes las zapatillas para empezar a moverte.

 


Y no nos referimos solamente a que hayas ganado peso y tu autoestima haya bajado por eso. Como explica el experto en fitness Domingo Sánchez en su libro “Mujer en forma, el reto”, “después del parto existe un período de readaptación, tanto fisiológico como muscular”. Tu cuerpo sufre importantes desequilibrios musculares debido a los cambios durante la gestación, y encima el peso corporal desciende bruscamente y cambia el centro de gravedad. Efectos que, como dice este experto, “puede ayudar a revertir el ejercicio bien planteado”.

 

 

Estos cambios anatómicos pueden afectar a tu percepción corporal y tu estado emocional, por lo que es importante reanudar la actividad física lo antes posible, sobre todo si antes del embarazo eras una mujer activa. Aunque tradicionalmente se aconsejaba no hacer ningún tipo de ejercicio durante el puerperio (unos 40 días), todo depende de cómo te encuentres. Como dice Sánchez, “si todo va bien, puedes empezar a dar paseos desde la primera semana”. Además, como dice este experto, “tu organismo está mucho más predispuesto para un óptimo desarrollo del sistema cardiorrespiratorio”. Es decir, para hacer ejercicio aeróbico, lo que te ayudará a bajar de peso y a subir tu tono vital.

 

 

 

Natural, barato y sencillo, el ejercicio es tu mejor aliado para contrarrestar los cambios hormonales gracias a la producción de endorfinas -hormonas de la felicidad- que te proporcionará cada sesión. Salir de casa, romper con la rutina de cuidados del peque, hablar con otras personas… también te ayudará a sentir que tu vida vuelve a la normalidad. Además de que, con el empujón de la actividad física, recuperarás mucho antes la figura.

 

 

 

La solución para poder hacer ejercicio sin depender de nadie puede ser un cochecito de running, como el Bugaboo Runner. Desde el principio, te servirá para salir a caminar e ir cogiendo forma física. El power walking o caminata rápida puede ser la mejor opción hasta los nueve meses, momento en que tu peque estará preparado para correr contigo en su sillita y tu suelo pélvico se habrá recuperado del parto.

 

 

¿Lo mejor? Hacer ejercicio con tu bebé hará que él también esté incluido en tu plan, lo que te evitará el sentimiento de culpa que asalta a muchas mamás cuando dejan a sus hijos para dedicarse tiempo a sí mismas.

¿ Te gustó la nota ?
0 Comentarios