Síguenos...
Facetas
Especialista ofrece consejos para cuidar tu hígado
08:30 AM / 03/12/2018 Doctora Maribel Lizarzábal García
Agencias

Antes de hablarte del virus de la hepatitis, quiero compartir contigo las razones por la cual debemos cuidar nuestro hígado y para esto debo contarte primero que hace nuestro “héroe anónimo” por nosotros.

 

Alguna vez te han preguntado, ¿Cuál es el órgano más importante del cuerpo? A lo mejor has respondido que es el corazón, ya  que nos hace vivir, o a lo mejor dices, no! Espera! Es el cerebro! Ya que controla todas las actividades de nuestro cuerpo, incluso el bombeo del corazón!

 

Puede que tengas razón, pero estamos seguros de que después que leas este articulo, no dudaras en incluir al hígado nuestro “héroe anónimo”, entre los candidatos a mejor órgano para poder mantenernos saludables. El hígado es el segundo órgano más grande del cuerpo, un hígado sano pesa aproximadamente entre 1 y ½ a dos kilos y se encuentra dividido en 3 secciones llamadas lóbulos.

 

 

Nuestro cuerpo posee un par de riñones, pulmones, ovarios o testículos, pero solo poseemos un solo hígado, de allí mantenerlo saludable es de suma importancia. Pero a veces como puede pasar en todos nuestro órganos, el hígado puede ser atacado, por enfermedades, virus, grasa, medicamentos o sustancias toxicas . El ataque más violento que puede sufrir un hígado es el producido por unos virus de hepatitis.

 

 

Existen diferentes virus de la hepatitis como la A, B, C y E, no todas son tan infecciosas y graves como son la VHB Y VHC (hepatitis B y C), estas dos últimas son capaces de destruir tu hígado en su totalidad, si no es tratada a tiempo y apropiadamente.

 

Un hígado dañado, no puede realizar sus funciones por lo tanto no te puede mantener saludable, es por eso la importancia de mantenerlo sano. Necesitamos el hígado para vivir, ya que es el laboratorio de nuestro organismo, donde se procesan y se sintetizan o forman una serie de nutrientes.

 

 

 

¿Pero cuáles son esas funciones tan importantes que realiza nuestro héroe anónimo?

 

 

Es el filtro y purificador de nuestra sangre: El hígado te ayuda porque elimina las toxinas presentes en la sangre. A veces, el cuerpo las produce como parte de su funcionamiento normal, por ejemplo, al descomponer las proteínas, un componente de algunos alimentos, como la carne, huevos y lacteos.

 

El hígado también purifica la sangre que ha sido enriquecida con vitaminas y minerales durante la digestión. Después de comer algo, las vitaminas, los minerales y otros nutrientes presentes en los alimentos pasan del intestino a la sangre. Antes de pasar el resto del cuerpo, la sangre rica en nutrientes se detiene en el hígado.

 

El hígado procesa los elementos beneficiosos para que el resto del cuerpo pueda utilizarlos. Cualquier desecho o elemento que el cuerpo no necesite es llevado por la bilis de regreso al intestino y se elimina por las heces o la orina. Y, si alguna vez comes accidentalmente algo nocivo, el hígado intentará descomponerlo y eliminarlo del organismo.

 

 

Produce una sustancia llamada bilis: Durante la digestión, el cuerpo toma los alimentos que comes y extrae todo lo que necesita.  La bilis, un jugo digestivo producido por el hígado, ayuda al cuerpo a disolver la grasa, para que pueda ser absorbida y entre en el flujo sanguíneo.

 

Esta sustancia espesa y de color amarillo verdoso se encuentra en la vesícula, donde se almacena hasta la hora de comer cuando la vesicula se contrae, vacia y drena su contenido en el intestino para digerir las grasas.

 

 

 

El hígado es un almacén: El hígado también ayuda al cuerpo a utilizar los carbohidratos, están presentes en gran cantidad en los alimentos, como el pan, harinas, las frutas y la leche. El cuerpo descompone la mayoría de los carbohidratos en un tipo de azúcar llamado “glucosa”, que es la principal fuente de energía de las células. La glucosa que se almacena en el hígado en forma de “glucógeno”.

 

El glucógeno es como el combustible de reserva. Cuando el cuerpo necesita un rápido refuerzo de energía o cuando el nivel de glucosa en sangre de una persona cae, el hígado descompone el glucógeno y libera glucosa en el flujo sanguíneo.

 

Pero eso no es todo, El trabajo del hígado no se detiene allí. También participa en la producción del colesterol. Probablemente, creas que el colesterol es algo malo, pero el cuerpo necesita de esta sustancia para proteger las celulas. El hígado tambien ayuda a coagular la sangre, porque produce factores de coagulacion.

 

Además, tendrás que agradecerle al hígado la próxima vez que tomes algún medicamento. Por ejemplo, cuando tomas un analgésico para el dolor de cabeza, el hígado toma el ingrediente activo y lo descompone para que el cuerpo pueda utilizarlo y haga desaparecer el dolor de cabeza y  elimina los desechos.

 

 

Aprende a querer a nuestro héroe anónimo. Ahora que sabes todo lo que el hígado hace por ti, probablemente te preguntes qué puedes hacer tú por él. Es realmente muy sencillo. La mejor manera de cuidar de tu hígado es mantenerte saludable. Si una persona tiene sobrepeso o si bebe demasiado alcohol, el hígado puede resultar dañado. Por lo tanto, mantente activo, come bien y tu hígado te cuidará tanto como tú a él. Sigamos cuidándonos para tener un hígado sano.

¿ Te gustó la nota ?
0 Comentarios