Publicidad

Actualizado hace 8 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Experiencia Panorama
11:16 AM / 20/09/2018
La fe chiquinquireña del número 3 en el Vaticano
Ángel Mendoza Zabala
Agencias

Que Monseñor Edgar Peña Parra es chiquinquireño quedó lo suficientemente claro. Este marabino, que ocupará —desde el 15 de octubre— el tercer lugar en el escalafón de rangos en el Vaticano, celebró en la Basílica de la Chiquinquirá su altísimo nombramiento.

Eran  las 5:00 pm del martes 18. El sol cayendo por el oeste, la luz entrando por los vitrales de las cúpulas. A las cinco, en punto, en medio de la tradicional recordación mensual chiquinquireña de la Renovación, entró a la Basílica. Había feligreses, personalidades de la ciudad y religiosos. Pero estaban, también, la familia y los amigos del sacerdote.

Por eso, Peña se detuvo, varias veces, a su entrada al templo de San Juan de Dios. En la mitra y en la casulla llevaba estampada la imagen de Chiquinquirá.

El incienso se elevó, entonces, cuando entraron junto a Peña, el nuncio apostólico de Su Santidad en Venezuela, monseñor Aldo Giordano; y monseñor José Luis Azuaje, arzobispo de Maracaibo, escoltados por decenas de obispos y sacerdotes.

Fue una fiesta litúrgica. Nunca antes un venezolano había ocupado tan alto rango en el corazón de la milenaria Iglesia católica. Los marabinos lo entendieron y acudieron en pleno a la Basílica. No quedó un banco sin ocupar. Hasta de pie, escucharon la ceremonia.

“Vengo a arrodillarme a tus pies, Virgen de Chiquinquirá”, proclamó monseñor Peña. “Esta es la iglesia que me vio crecer, donde fui ordenado, donde celebré mi primera misa como obispo”, recordó el prelado. Los repetidos ¡Aleluya! del coro de los Servidores de María fueron las gracias musicales al cielo por la designación.

No se detuvo Peña en el ruego a la Chinita: “Todas nuestras intenciones, nuestras penurias y necesidades deben venir a este templo. Acompáñanos, Virgen de Chiquinquirá, protégenos del mal y bendícenos”, pidió.

Monseñor no está ajeno a la profunda crisis que vive el país. Por eso, en la homilía, habló de la esperanza. “El evangelio —según San Mateo, del capítulo 9 entre los versículos 35 y 38—, habla de la labor apostólica de Jesús. La fe en Dios nos tiene que dar esperanza: esperanza en un mundo mejor, en la vida eterna que comienza aquí”.

Renovó la esperanza en los jóvenes, sobre todo en los que se han ido. “Esperamos que vuelvan para construir una mejor Venezuela con los grandes hombre y mujeres que tenemos”, dijo.

 “La cosecha es abundante, pero los trabajadores son pocos. Rogad pues, al Señor de las míes, que envíe obreros a los campos”, escribió el evangelista.

 

Envuelto en hilos flotantes de incienso que subían a lo alto de las cúpulas, bajo el brillo de la Reliquia de María de Chiquinquirá, Peña citó al papa Francisco para decir: “Deseo que María corone estas reflexiones. Ella no acepta que cuando caemos, nos quedemos en tierra”.

Dio entonces una receta para el acercamiento a la Virgen. “Conversar con Ella, que nos consuela, nos libera y nos santifica. A Ella no le sirve que le expliquemos en demasía nuestros problemas, porque Ella los conoce. Solo necesita que le susurremos un Ave María a su oído”.

La profesión de fe estuvo dedicada a las peticiones por la Iglesia, a fortalecer a los feligreses y pastores, a los gobernantes y, muy especialmente, a los soberbios. “Por quienes llevan una vida de espaldas a Jesús, convencidos de que no necesitan ni una palabra de consuelo ni una palabra de corrección, roguemos al Señor”.

Monseñor Peña Parra forma parte del servicio diplomático de la Santa Sede desde 1993, nombrado arzobispo de Telepte (Túnez) en 2011, nuncio apostólico de Pakistán y de Mozambique, y ahora, el tercero al mando.

Un marabino de Belloso allí, cerquita, muy cerca de Su Santidad.

“Yo conozco a su familia”, comentó Iraida Medina cuando se repartió la comunión, consagrada por  Peña. “Es un hombre muy humilde, muy cercano. Sabemos que está más que preparado para ese cargo, para estar cerca del Santo Padre”, opinó.

La bienvenida a la celebración la ofreció el arzobispo de Maracaibo, monseñor José Luis Azuaje. “¡Qué alegría que monseñor Peña esté hoy, aquí, celebrando con nosotros esta grandísima noticia. Demos gracias al Padre por este nombramiento y pidamósle que acompañe, en todo momento, a nuestro amigo”.

Hasta el salmo responsorial fue delicadamente seleccionado para la ocasión. Cantado, con las voces blancas de los niños y jóvenes que sirven a Chiquinquirá, toda la parroquia expresó a Dios su gratitud. “El Señor nos ha mostrado su amor y su lealtad”, se escuchó el cántico, poderoso y nítido.

Autoridades hubo muy pocas en el acto. Pese a lo cercano de las sedes de los poderes públicos solo acudió el presidente del Concejo Municipal de Maracaibo, Carlos Armijo,  y el alcalde de Mara, Luis Caldera, quien  prescindió del protocolo y se sentó entre los feligreses como uno más.

 Ya la Sociedad de Servidores de María Chiquinquirá había entregado un reconocimiento a Edgar Peña, en la mañana, cuando juramentó a un grupo de nuevos niños y jóvenes siervos de la Virgen. Pero, en la noche, monseñor Peña recibió dos regalos más.

Dos órdenes religiosas le fueron impuestas. La orden Antonio María Soto y el Relicario de Oro, ambos otorgados por la Basílica de Chiquinquirá. 

Ofrecieron la comunión y entonces, pidiendo de nuevo a la Chiquinquirá su sagrada protección para el pueblo zuliano, la feligresía pudo ir en paz. Recorrió la nave central,  báculo en mano, dando bendiciones a granel desde la punta de los dedos. No dejó de sonreír.

La réplica de la Chinita lo seguía. Iba a dar su tradicional procesión por la plazoleta, como todos los 18, cuando se recuerda que esta ciudad ha sido, en innumerables ocasiones, tocada por la gracia del Señor desde 1709.

Vigilante de la fe, siervo de su vocación, monseñor Peña Parra llevará el nombre de Maracaibo a lo más alto de la administración vaticana. El Señor, de nuevo, ha mostrado amor y lealtad a la capital del Zulia. Amén.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS