Publicidad

Actualizado hace 41 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Experiencia Panorama
02:10 PM / 02/01/2019
Estas son las predicciones signo a signo para este 2019
Patricia Kesselman (Astróloga)
Diseño: Thajía Di Gaetano

Los meses empiezan a descontarse y, paso a paso, nos acercamos al año que sigue. Miramos ese horizonte con expectativa, con ansiedad, con incertidumbre. Nos gustaría saber cómo vendrán los nuevos tiempos y si hay algo que podemos anticipar.

La astróloga Patricia Kesselman comparte el horóscopo 2019 para cada signo:

Los nativos de Aries vivirán a partir del 11 de noviembre de 2018 la benéfica influencia de Júpiter que, desde un ángulo afín, los estará protegiendo, abriendo puertas y oportunidades.
Con este tránsito pueden ocurrir muchos acontecimientos favorables. Cuando Júpiter toca el Sol natal desde un ángulo favorable, se puede esperar una promoción laboral, un diploma en los estudios, afrontar con éxito una prueba importante, e incluso cambiar de trabajo para mejorar. Si hubiera conflictos legales pueden resolverse a favor.
Este tránsito puede ayudar a morigerar de alguna forma el paso de Saturno, que desde un ángulo adverso -Capricornio- continúa obstruyendo el fluir de la energía y favorecerá la creatividad y los afectos, dando a los nativos de Aries más optimismo.
No importará cuantos obstáculos puedan presentarse, los enfrentarán con fe renovada y con esperanzas en el futuro.
Pueden aparecer problemas con personas de autoridad, o puede ser cuestionada la propia autoridad.
Debido a la favorable posición de Saturno durante este año 2019, los nativos de Tauro, especialmente aquellos que hayan nacido en el segundo decanato, experimentarán una insospechada evolución. Poco a poco se resolverán viejos problemas y se volverá más accesible el camino hacia una existencia confortable. Existen apoyos planetarios sólidos que significarán la posibilidad de hacer notables y firmes avances. Se facilitarán aquellas iniciativas relacionadas con tareas a largo plazo.
Urano, el planeta de la innovación, de los cambios repentinos, ingresará definitivamente a Tauro el 6 marzo del 2019.
Urano aportará deseos de libertad, innovación e independencia, por lo cual algunos de los nativos de Tauro podrán vivenciar hechos súbitos o inesperados que puedan implicar un cambio radical e importante en sus vidas, este tránsito afectará especialmente a los nacidos en los primeros días del Signo.
Marte aportará su cuota de energía desde su propio signo desde el 15 de febrero hasta el 31 de marzo permitiendo que los esfuerzos que se hagan no resulten en vano, será tiempo de vencer importantes obstáculos. 
Durante gran parte del año estos nativos recibirán también la influencia de Júpiter desde un ángulo desfavorable: pueden caer en los excesos y en la exageración.
La tendencia será exigir demasiado de la vida, y a gozar plenamente de todas las satisfacciones, por lo que deberán estar atentos durante este tiempo a no exagerar, ya que esto puede perturbar la salud y hasta puede haber riesgos.
Los efectos de estos influjos se pueden hacer sentir también en la dignidad y el orgullo, los cuales se pueden acrecentar y convertir en altivez desmesurada o en ambiciones nada razonables. Los peligros residen en la autosuficiencia excesiva, tratando a los demás de forma altiva y desdeñosa.
Preocupados por su valía, pueden no dejar pasar la ocasión de llamar la atención y convertir su forma de actuar en jactanciosa.
La tendencia por gastar será fuerte y los beneficios rápidamente absorbidos. También las tendencias hacia el éxito y la suerte aparecerán en los aspectos disonantes entre el Sol y Júpiter, las ayudas en general vienen desde la pareja o las sociedades. 
Desde diciembre del 2017 y por dos años y medio, Saturno transitando desde su opuesto, Capricornio, influye a Cáncer, marcando una tendencia introspectiva que puede llevar a dificultar la relación con los otros. Este año 2019, el planeta del orden y la estructura, que algunos llaman el “señor del karma” transitará el Segundo decanato de este signo.
Este tránsito puede señalar actitudes rígidas de parte de los nativos de Cáncer, pero también indicar que estén conscientes de sus propias limitaciones. Aquí Saturno va a mostrar sus peores rasgos. Influye también en circunstancias restrictivas provocadas por otras personas, especialmente las mayores, haciendo que la exigencia y la responsabilidad sean requeridas al máximo en tareas pesadas o tediosas. También influye con excesos de carga o de  responsabilidad y cuando el entorno no apoya ni facilita las cosas.
Las energías físicas tenderán a decrecer.
Saturno, para la Astrología tradicional representa el tiempo inexorable, la lucha por la vida, el aislamiento, el aprendizaje. También representa, la prudencia, la experiencia, la búsqueda de la sabiduría, y el trabajo esforzado. 
Júpiter, el gran benéfico, influyendo desde un ángulo favorable, Sagitario, llegará como una energía protectora de esperanza, fe, y expansión que acompañará a los nativos de Leo por aproximadamente un año. Júpiter, el principio de la expansión y el crecimiento otorgará la capacidad y el impulso necesario para crecer, extenderse, progresar y mejorar.
Las influencias astrales son prometedoras, por eso es uno de los signos astrológicos más afortunados durante este año, aunque su vida no siempre será fácil. Las estrellas influirán positivamente en su comportamiento para ayudarlos a tomar las decisiones correctas. Dueños de su destino, podrán manejar su vida y hacer frente a todas las contingencias, llegando a alcanzar sus metas y hacer realidad sus proyectos.
El tránsito de Urano por Tauro, desde un ángulo adverso, sincronizará con un período de importantes cambios en los asuntos cotidianos e inesperados desafíos que los pondrán impacientes frente a cualquier situación de falta de actividad, de espera, de excesiva reflexión.
No estarán dispuestos a tolerar la lentitud. Habrá mucha menos paciencia de lo normal y una tendencia a romper los vínculos más fácilmente. Existe un deseo de libertad a cualquier precio y si éste es satisfecho sin responsabilidad, puede manifestarse en serias dificultades. Los deseos de independencia serán mayores y es posible que se presenten problemas con los superiores.
Los nativos de Virgo, especialmente aquellos que hayan nacido en los primeros días del signo, recibirán vivificantes aires de renovación del planeta Urano que este año ingresará definitivamente a Tauro el 6 de marzo.
Ubicado en un ángulo favorable, el planeta de los cambios y la renovación los estimulará a las reformas, a evolucionar desde una perspectiva personal. L
a influencia de Urano se caracteriza por hechos imprevistos, novedades sorpresivas y la expansión de la propia libertad. Es un tránsito positivo para encontrar el propio camino y liberarnos de ataduras y asuntos que retenían el desarrollo. o descubrimiento de nuestra propia autenticidad. Implica cambios que tendrán una incidencia bastante positiva en la vida.
También podría decirse que es un buen momento para decidirse a buscar rumbos más amplios y renovarse, pues es posible que surjan golpes de suerte, cambios en la fortuna, oportunidades imprevistas. Esta es una influencia generadora de progreso que ejercerá efecto sobre sus facultades creativas.
Saturno está transitando Capricornio, signo del mismo elemento hace ya un año enviando una energía estructuradora y organizadora. Favorece la organización de nuestras ideas, proyectos y papeles; tendrán tendencia a estar más concentrados y con pensamientos más profundos.
Este año 2019 Saturno desde Capricornio continúa orbitando desde un ángulo adverso a Libra, recorriendo ahora el segundo decanato. Saturno en mal aspecto ejerce una influencia un tanto limitante.
No es un tiempo propicio para comenzar nuevas empresas sin tener en cuenta finalizar compromisos del pasado. El tránsito de Saturno puede sincronizar con cargas relacionadas a personas mayores, Saturno las representa.
Durante este período de gran esfuerzo se pondrán a prueba algunos proyectos y habrá que descartar aquellos que se consideran que no sirven o han fracasado.
Las circunstancias retrasan y obligan a replanteos constantes. Aunque pueden sentirse estimulados por su trabajo, con deseos de adquirir mayores responsabilidades, existe una energía obstructora que obliga a avanzar con lentitud y esfuerzo.
Este tipo de influencia sincroniza con la capacidad para la autodisciplina, es un influjo que obliga a actuar concienzuda y tenazmente, y, aunque existe una tendencia a perder la libertad de acción, la capacidad de trabajo los hará rendir en sus tareas.
No es tiempo de comenzar sino de conservar lo adquirido, tampoco se deben tomar riesgos o decisiones apresuradas. Éste será un año para actuar con cautela y tomar precauciones: es mejor tomar las cosas como se presentan y no forzar condiciones, especialmente aquellos que hayan nacido en el segundo decanato.
Con el ingreso definitivo de Urano en Tauro, el 6 de marzo de 2019 los nacidos en los primeros días del Signo vivirán tiempos de innovación y renovación, aumentando sus deseos de libertad, pueden ocurrir cosas imprevistas que los sorprendan o por el contrario con su conducta podrán sorprender a los demás.
Tendrán oportunidad de conocer personas nuevas y romper con las rutinas. Este tránsito sincroniza con momentos tensos, algunos asuntos importantes inesperadamente parecen darse vuelta. Si algún asunto importante se tiene entre manos y fracasa a último momento, no hay que sorprenderse porque la naturaleza uraniana es de producir cambios imprevistos. A veces la conducta social es impredecible, se toman decisiones impulsivamente, se cometen actos imprudentes, todo lo cual perjudica la reputación y tiene consecuencias indeseables.
La liberación, representada por Urano, implica una rebelión o un enfrentamiento con alguien o con algo, siendo un tiempo difícil y de posturas radicales. Este paso disonante de Urano actúa sobre el carácter por lo cual pueden aparecer reacciones bruscas y arranques de mal humor.
Aquel que, alcanzado por este tránsito, ocupe una posición subalterna, podrá tornarse hostil a la autoridad y puede haber cierta tendencia a romper los reglamentos y toda rutina.
El 2019 será sin duda un año que marcará un hito para Sagitario. Después de un tiempo largo y difícil es posible que vean coronar con éxito sus proyectos más ambiciosos.
Júpiter ingresó al Signo de Sagitario en noviembre del 2018 y permanecerá en ese Signo durante aproximadamente un año hasta el 3 de diciembre de 2019 cuando ingrese al Signo de Capricornio.
Los pasos de Júpiter, sobre todo por conjunción, son los más favorables de todos los tránsitos planetarios. Mejoran mucho el estado de salud al aportar un aumento en la vitalidad, una mayor energía y un estado de ánimo estimulante.
Con esta buena influencia se sentirán ágiles enérgicos, animados y comunicativos. Por esa razón serán los grandes beneficiados del año.
La protectora influencia de Júpiter se hará sentir expandiendo sus horizontes, concediéndoles optimismo personal y una actitud generosa hacia los demás. Se les presentarán excelentes oportunidades para conectarse con personas de autoridad.
También serán tiempos favorables para emprender cualquier tipo de estudios, habrá un fuerte deseo de comprender y conocer. Los asuntos legales y los viajes a lugares desconocidos también serán propicios durante este período. Época de comenzar nuevos proyectos y expandir actividades.
Saturno, el señor del orden y la organización continúa transitando por Capricornio, uno de sus domicilios. En esta etapa se verán influenciados por el llamado Señor del Tiempo, los nativos del segundo decanato. Este contacto ocurre cada 30 años. Inicia una etapa de la vida y casi seguro que se experimente una maduración personal. Es un período en el que sí se ha cumplido con las obligaciones o realizado tareas serias durante mucho tiempo, ahora puede aportar logros materiales, consolidación profesional, pero también puede acarrear responsabilidades, dificultades o etapas de cierto aislamiento social.
Podrán sentirse estimulados por el trabajo, por el deseo de adquirir nuevas responsabilidades, verán aumentadas sus capacidades para la autodisciplina y la organización, obligando a meditar mucho sobre la forma de encarar el futuro, ofreciendo, por un lado, la oportunidad de estructurar y organizar, y, por el otro, adquirir nuevas cargas y responsabilidades.
Para los jóvenes se tratará de madurar, y, para los mayores, de envejecer. 
Las contingencias astrales hacen que este año 2019 Acuario sea visitado solamente por Venus y Mercurio, todos los demás planetas se vincularán con Acuario en forma indirecta.
Júpiter será uno de esos planetas que influenciará el signo, desde un ángulo favorable. Su influencia sincronizará con un tiempo de proyectos, se presenta como posible aquello que se ha deseado tanto. En este lapso, estarán en condiciones de consolidar un crecimiento monetario, se verá favorecida la expansión y el desarrollo. Aparecerán oportunidades se vive un período de tranquilidad, ya que Júpiter oficiará de protector.
A nivel intelectual hay un fuerte deseo de comprender y conocer.
Por otra parte, Urano, regente moderno de Acuario, el planeta de los cambios imprevistos, el que rompe y desorganiza las estructuras existentes ingresará definitivamente a Tauro el día 6 de marzo enviando sus revolucionarias energías hacia el signo desde un ángulo de tensión.
Esta influencia afectará durante 2019 principalmente al primer decanato. Urano actúa con su impronta acostumbrada, proporcionando molestias, accidentes, tropiezos, y en las etapas positivas brindando avances extraordinarios. 
Los sensibles nativos de Piscis vivirán un 2019 con variadas influencias. Por una parte, el tránsito de Júpiter desde un ángulo disonante les pide ser cuidadosos, sobre todo en lo que se refiere a la economía, ya que se acrecentará la tendencia al derroche.
Júpiter en mal aspecto al Sol no puede ser considerado un mal tránsito ya que su influencia no es depresiva ni poco feliz en absoluto, al contrario, es prometedor y puede crear una actitud exagerada de autoconfianza.
Esa influencia se caracteriza por una tendencia general a la exagerada expansión. Pueden presentarse oportunidades que parecen favorables pero el resultado no ser lo que se espera.
La tendencia será a los excesos, al derroche, perdiendo el sentido de las proporciones y pudiendo cometer serios errores, especialmente en lo que respecta a finanzas y negocios. La influencia de este tránsito desde el punto de vista positivo es la generosidad y si se actúa con restricción o reflexión, este influjo actuará positivamente. Sin embargo, no es una buena época para comenzar un trabajo, especialmente si hay dinero de por medio, porque es probable que con el tiempo conduzca a una eventual pérdida.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS