Publicidad

Actualizado hace 10 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Curiosidades
04:04 PM / 10/07/2019
Decoración que no debe faltar en un estudio fotográfico sofisticado y profesional
Panorama

Abrir un estudio fotográfico es un sueño al que aspiran muchos aficionados y profesionales. El camino a seguir para iniciar esta actividad puede ser bastante largo y complejo y requiere de pacienciay determinación, además de ideas claras a la hora de como decorarlo.

Sin embargo, la experiencia es bastante divertida y apasionante. Con el mobiliario ideal, la iluminación adecuada y algunos pequeños trucos de combinación de elementos se lograrán espacios perfectos y armoniosos para el trabajo de un profesional, incluso si está en su fase de emprendimiento.

Equipos y muebles combinados y limpios

Si el tamaño de la habitación lo permite es bueno crear una sala de espera, incluso colocar una máquina de café, periódicos o libros de fotografía profesional. Es imprescindible tener todo el equipamiento necesario, aunque sean muchos hay que elegirlos con especial atención y teniendo en cuenta los costes de su conservación, ya que jugarán un papel clave en toda el ambiente.

Hay que tener limpias las cámaras profesionales, flashes, trípodes, filtros, luces, ópticas, cortinas, paneles reflectantes... Además, se debe buscar un espacio práctico para el ordenador donde se almacenarán las fotos y se realizarán los procesos de edición. Esto puede quedar a la vista de los clientes, ya que proyectará una imagen profesional.

Una recomendación es tener en el estudio un purificador de aire que son ideales para mantener el espacio libre de polvo, de esta manera se cuidarán mucho más todos los equipos que son altamente sensibles a la suciedad.

En internet se pueden leer opiniones y conocer diversas marcas de purificadores en PurificadorDeAire.ninja y conseguir uno es la mejor opción para la limpieza general de estudio y los aparatos.

Colores, luces y orden

Es imprescindible evaluar la ubicación de las luces, muebles y papelería en el estudio para que todo esté bien organizado. Y elegir diseños y muebles con colores adecuados, así se creará un flujo de energía positivo en la habitación.

Pintar las paredes de la habitación con tonos claros o pastel. Los tonos claros, de hecho, realzan la luminosidad de la habitación de manera efectiva y hacen que el ambiente sea relajante y confortable.

¿Y los estudios de fotos en casa?

La casa también puede ser un refugio perfecto para un fotógrafo, sobre todo si está empezando. Con algo de creatividad se puede crear un espacio tranquilo y cómodo para estudio funcional y acogedor en casa, pero que al mismo tiempo luzca elegante, creativo y moderno. También es posible ajustar un poco la decoración del hogar para hacerla más acorde al objetivo profesional.

Aunque sea difícil, no es imposible crear un área de estudio en un pequeño apartamento, pero se puede hacer un mini estudio en un rincón del dormitorio, en la sala de estar o incluso optimizando el espacio bajo la escalera. Lo más recomendable en estos casos es limitarse un poco en los elementos que se vayan a incluir, enfocándose en lo más importante principalmente.

Espacio e inspiración

Probablemente haya que recibir clientes o modelos y socios, para eso se debe considerar cuidadosamente la sensación de espacio. Una recomendación es prestar atención a cómo pintar las paredes, si es muy pequeña el área, lo mejor es no atreverse demasiado.

El color más apropiado es sin duda el blanco, acogedor y a la vez profesional, el blanco es capaz de transmitir una sensación inmediata de orden y limpieza.

La decoración de salones para fines profesionales en casa también puede jugar con los elementos originales del hogar, haciendo que haya una fusión estética armoniosa y al mismo tiempollamativa.

Por fortuna, actualmente existen bastantes blogs especializados acerca de cómo decorar un salón con bastantes opciones y fotografías inspiradoras para tener algunas ideas en mente, y es que en el momento de decorar el salón de fotografía hay que tomar el entorno muy en cuenta.

Decoración según el tipo de fotógrafo

El diseño de un estudio debe ser elegido de acuerdo con el trabajo que se realiza en él y pensando en la especialidad del fotógrafo (a no ser que sea uno integral). Si es un estudio convencional abierto al público, por ejemplo, se debería dar un toque refinado, con suelos un poco más elegantes, muebles y revestimientos de pared. Para fotógrafos artísticos lo mejor es ser bastante creativo, jugando un poco con estéticas más alternativas y curiosas.

Uno familiar puede pensar en un bonito sillón, un elegante florero o una foto de familia. Además, debe iluminar el estudio con un estado de ánimo bastante alegre, y tener una ventana o una puerta decorada que le aporte alegría al espacio. Y los profesionales en modelos y moda, pueden apostar a cuadros y colores más atrevidos, como rojos y magentas, además de alfombras y elementos más estrambóticos.

Para un fotógrafo de arquitectura es imprescindible mostrar los trabajos realizados y una decoración más sobria, se recomiendan colores más fríos y el uso de muebles y adornos metálicos. Un buen fotografo de arquitectura suele tener una imagen más elegante y no tan alternativa, aunque se pueda jugar un poco con la creatividad, ya que la fotografía de arquitectura puede ser bastante curiosa en ocasiones.

Otras recomendaciones estéticas y prácticas

Es bueno decorar el estudio con muebles que ayuden a relajarse, para concentrarse más en el trabajo. Para ello, se pueden utilizar sillas giratorias o sillones con respaldo reclinable y un escritorio de la altura adecuada.

Intentar conservar algunos muebles sencillos realza aún más el aspecto de un estudio. Se debe guardar en sitios prácticos lo que se necesite y eliminar por completo todo lo que sea inútil en la habitación.

El suelo de parquet se adapta muy bien a un estudio, dándole un aspecto muy acogedor y mejorando el aspecto general de la habitación. Además del parquet, los suelos de baldosas también son perfectos para un estudio, las baldosas de colores claros hacen que la habitación sea más grande y espaciosa, por no hablar de los tonos más suaves que ayudan a centrarse más en el trabajo. El uso de alfombras también puede ser una buena idea.

Por otra parte, es bueno elegir un escritorio sencillo y cómodo, y prestar atención a los puntos de luz como puertas y ventanas, además de tener buena ventilación. Por último, no hay que apresurarse por tener todos los elementos en primer momento, ya que poco a poco el estudio puede ir tomando un entorno agradable y profesional.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS